23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las jornadas han reunido a veinte especialistas de “literatura del Camino” entre el 26 y el 28 de julio en el Ateneo Riojano

El Camino de Santiago es vía de sanación, según los expertos reunidos en las I Jornadas sobre literatura peregrina

David Felipe Arranz, Juan Ignacio Díez y José Ramón González.
David Felipe Arranz, Juan Ignacio Díez y José Ramón González.
Las jornadas, que ha coordinado el escritor y profesor David Felipe Arranz, han contado con la participación de destacadas personalidades del mundo de las letras y de la cultura, como César Antonio Molina, Xesús Palmou, Mercedes Monmany, José Luis Corral, Guillermo Busutil, Blanco Corredoira, Hanna Stefaniak, José Antonio Vázquez Taín, Francisco Javier Expósito, Carlos Aganzo, Pilar Tena, José Luis Gómez o Manuel Pimentel.

El Camino de Santiago y otras rutas han sido motivo de conocimiento e incluso sanación desde sus orígenes: esta es la conclusión a la que han llegado los más de veinte escritores y expertos que han participado en las I Jornadas sobre literatura peregrina, “Romeros, caminantes y peregrinos en el camino”, organizadas por el Instituto de Estudios Riojanos y que se han celebrado los días 26, 27 y 28 de julio en el Ateneo Riojano. Los coloquios se complementaron con dos conciertos interpretados por Sara Ropero (viola), Mario Prisuelos (piano) y Alfredo García (barítono).

Blanco Corredoira, David Felipe Arranz y Jose Manuel Losada.

 

Coordinadas por el escritor y profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, David Felipe Arranz, han contado con la participación de una veintena historiadores, periodistas, escritores y académicos que han coincidido en que la ruta Jacobea y el camino personal se encuentran unidos indisolublemente. Así lo manifestaron en el último día los escritores Pilar Tena, directora del Instituto Cervantes de Utrecht, y Carlos Aganzo, quien además es poeta y periodista: este último destacó que el Camino podría considerarse “la primera conciencia común de Europa” y que “todo arte es memoria y la literatura es una recreación de lo sentido y de lo vivido”. Por su parte, Tena resaltó las personalidades “peregrinas” del colombiano Juan Gabriel Vásquez, el trinitense V.S. Naipaul, el mexicano Carlos Fuentes, el chileno José Donoso o el peruano Vargas-Llosa. “Es un verdadero lujo ser un exiliado voluntario en este tiempo”, añadió, antes de destacar un volumen sobre el Camino: El desvío a Santiago, del neerlandés Cees Nooteboom.

El camino del exilio

Los ponentes han destacado que existe un proceso de cambio en todos los escritores que se han echado al camino, como los del exilio: Espronceda, Max Aub, León Felipe o Segundo Serrano Poncela experimentaron una evolución de sus ideas y de sus respectivas poéticas, a decir de los profesores J. Ignacio Díez (Universidad Complutense de Madrid) y José Ramón González García (Universidad de Valladolid). Díez estableció un paralelismo entre Espronceda y Cernuda como peregrinos-exilados lejos de su patria, si bien el segundo nunca quiso volver, y González analizó Habitación para un hombre solo (1963), de Serrano Poncela, una de las mejores novelas del exilio desde el punto de vista psicológico y personal, a decir del catedrático de Valladolid.

El mito y los mitos de Santiago

En la jornada de clausura, el escritor Blanco Corredoira hizo hincapié en la idea de España promovida por destacados intelectuales exiliados como Claudio Sánchez-Albornoz, Américo Castro y Salvador de Madariaga: para el primero, Santiago es “hechura de España”; según el segundo, es un enigma histórico, y a decir del tercero, ninguna nación se vio antes en la tesitura de encontrarse con un territorio como el de América, un factor histórico que determinó el carácter de nuestra nación. Añadió que ya desde el siglo XI muchedumbres enteras caminaban hacia Santiago de Compostela desde Europa, escribiendo así las páginas de la historia compostelana, de raigambre europea.

David Felipe Arranz, Pilar Tena, Carlos Aganzo y Manuel Pimentel.

Por su parte, el profesor José Manuel Losada (Universidad Complutense de Madrid) destacó el hecho de que “sin oralidad no hay mito” y que este nos permite comprender nuestro tiempo gracias a su aspecto simbólico, emotivo y su estructuración a modo de motivos variables y mitemas o invariantes. “En todo viaje mítico hay un descubrimiento; por ejemplo, cuando Edipo acude a Delfos a preguntar por su origen y, a su regreso, se encuentra a Layo, su propio padre, a quien no se pensaba encontrar y al que mata”, aseguró Losada, para el que “sin seguridad y sin incertidumbre no se puede avanzar”.

Por la tarde, y tras la clausura y entrega de diplomas a los asistentes, se presentó el volumen colectivo Crónica de un peregrino singular (Mundiediciones) a cargo del presidente de la Academia Xacobea y coordinador del libro, Xesús Palmou, el editor y periodista José Luis Gómez, y el periodista y escritor Jesús Tanco Lerga, que reflexionó sobre las crónicas y testimonios desde el siglo XIX en torno al Camino de Santiago.

Publicación del volumen

El año que viene, según ha indicado el editor Manuel Pimentel, AlmuzaraLibros publicará un volumen coordinado por David Felipe Arranz y que contará con las aportaciones de todos los participantes, que incluyen, además de los mencionados, a César Antonio Molina, Mercedes Monmany, Francisco Javier Expósito, José Luis Corral, Antonio Lastra, Carlos Taranilla, Pilar García Carcedo, Carlos Maciá, José Antonio Vázquez Taín, Guillermo Busutil o Hanna Stefaniak. Los organizadores ya están preparando las II Jornadas sobre literatura peregrina, que están previstas para la última semana de julio de 2022.

COMPARTIR: