22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En diciembre, el artista mallorquín anunciaba que sufría un cáncer de páncreas que no podía ser extirpado y que ha provocado su muerte este domingo

Adiós a Pau Riba, el polifacético pionero del folk-rock catalán e icono de la contracultura

Pau Riba.
Pau Riba. / Diciembre de 2021.
Pau Riba, leyenda del folk-rock catalán y artista multidisciplinar mallorquín, falleció el pasado 6 de marzo en su casa de Tiana (Barcelona) a causa del cáncer de páncreas que sufría desde hacía meses. En diciembre hacía pública esta dolencia y explicaba que se estaba sometiendo a quimioterapia, además de otros tratamientos, aunque el tumor no podía ser extirpado. El artista se mostró optimista hasta el último momento y luchó la batalla contra el cáncer que, finalmente, ha acabado con su vida.

El cantautor mallorquín Pau Riba i Romeva fallecía el pasado domingo 6 de marzo a la edad de 73 años, tal y como confirmaba la Conselleria de Cultura de la Generalitat de Catalunya. Durante el pasado mes de diciembre, la leyenda del folk-rock catalán anunciaba en sus redes sociales que le había sido diagnosticado un cáncer de páncreas que no podía ser extirpado. También comunicaba que estaba en tratamiento y que iba a continuar sometiéndose a quimioterapia.

Riba murió en su casa de Tiana (Barcelona), donde pasó sus últimos momentos y su enfermedad. El artista explicaba, tres meses atrás, que llevaba meses con grandes dolores y que hasta octubre del pasado 2021 no le fue diagnosticado el cáncer de páncreas que, finalmente, no ha podido superar, algo que ya le advirtieron al encontrar el tumor. El diagnóstico tardío ha sido un impedimento para la cura del cáncer del artista.

Un duro intento de recuperación

El tratamiento que estaba siguiendo el artista consistía en sesiones de quimioterapia y de hipertermia, además de “chutes de vitamina C en dosis altas”, explicaba Pau Riba en sus redes sociales el pasado mes de diciembre. Según declaró el artista, prefería que le curasen “con frecuencias sonoras”; él, que pasó toda su vida ligado a la música, se compadecía porque ese tratamiento tampoco era viable con el rápido avance del cáncer.

En el mensaje publicado en redes sociales aseguraba que todo el mundo le preguntaba por su delgadez, y es que, en sus propias palabras, debía seguir “escrupulosas pautas dietéticas” y perdía “un par de quilos” cada semana. En el texto agradecía la ayuda de todos sus amigos, que le ayudaron a costear algunos de los tratamientos con los que intentaba vencer la dura lucha contra el cáncer.

Pau Riba se mostraba entonces optimista pese a su enfermedad, y explicaba que tenía muchísimas ganas de vivir y de seguir ofreciendo su arte al mundo, en todas sus vertientes. Sin embargo, su tumor en el páncreas ha impedido que continúe con la cantidad de proyectos que tenía.

Pau Riba, artista multidisciplinar

El cantautor nació en Palma de Mallorca el 7 de agosto del año 1948. Se convirtió en un pionero del folk-rock catalán, y se le cataloga como un icono de la contracultura. Nieto del poeta Carles Riba, sus primeras canciones coinciden con el momento de auge de la Nova Cançó, aunque su género era más cercano al country-folk. Con 14 álbumes en solitario a sus espaldas y dos EP, el mallorquín, que desarrolló su carrera en Cataluña, continuaba ofreciendo conciertos con el grupo De Mortimers, además de publicar un disco con la Orquestra Fireluche.

Pau Riba cantando 'Taxista' en TVE, 1987.

Aunque la mayor parte de su trayectoria ha ido de la mano de la música, Pau Riba también explotó su faceta de escritor. Durante la década de los ochenta se sucedían sus colaboraciones en La Vanguardia y El Periódico de Catalunya. Además, publicó su novela Ena a finales de esa década. Llegó a publicar un total de 14 libros, aunque en diciembre anunció que editaría uno más que trata sobre la historia de la música del siglo XX, un libro que no llegó a publicar en vida.

COMPARTIR: