09 de febrero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El comisario de la exposición 'Antonio Alvarado. Baja costura' señala que ha trabajado con el creador alicantino para perpetuar su legado

Juan Gutiérrez, editor del Museo del traje: "Para Alvarado, la moda es su droga"

El Cierre Digital en
El pasado 1 de diciembre el Museo del Traje inauguró la exposición 'Antonio Alvarado. Baja costura'. Es la primera retrospectiva sobre la trayectoria profesional del creador alicantino. La muestra expone 500 piezas que han cedido el hijo del diseñador Iván Alvarado y el director Pedro Almodóvar, entre otros. "Antonio trabaja esa moda vanguardista, más sport y con toques de humor muy marcados. Se aleja de la estética de la alta costura", afirma a este diario Juan Gutiérrez, editor del museo.

La moda nacional no se puede concebir sin algunos referentes que la han llevado a lo más alto y han conseguido que traspase fronteras. Ese es el caso del diseñador alicantino Antonio Alvarado. El creador comenzó su andadura en la industria a principios de la década de los ochenta cuando Madrid era el epicentro del movimiento conocido como la Movida Madrileña. Llegó a formar parte de la generación de diseñadores noveles que “hacían moda para la calle”. 

El pasado 1 de diciembre en el Museo del Traje se inauguró ‘Antonio Alvarado. Baja costura’, la primera exposición en honor a la trayectoria del creador y que podrá visitarse hasta el 26 de marzo de 2023. Desde elcierredigital.com nos hemos puesto en contacto con el editor y comisario de la retrospectiva, Juan Gutiérrez, con el fin de conocer más de cerca la carrera profesional del creador alicantino. “Hay un total de 500 piezas en toda la muestra”, afirma el editor.

- La exposición ‘Antonio Alvarado. Baja costura’ es la primera que el Museo del Traje le dedica al creador alicantino.

Sí, es la primera y la más grande que se dedica al diseñador alicantino.

- ¿Por qué el apelativo de baja y no alta costura?

Porque él llega en un momento de ruptura de la moda española y procede de un sistema de la alta costura, representada por nombres como Elio Berhanyer o Balenciaga. La generación siguiente viene de un entorno distinto y tiene que ver más con los estilismos. La primera colección que presenta en Madrid tiene lugar en la sala Rock Ola, en 1983. Él tiene como pretexto hacer moda para acercarse a la calle aunque con un punto artesanal. 

Establece un nexo muy cercano al mundo pop en los entornos urbanos y al mundo de la noche. La cultura de los ochenta se aleja de los entornos elegantes y, por eso, trabaja esa moda vanguardista, más sport y con toques de humor muy marcados. Se aleja de la estética de la alta costura. Antonio toca todos los ámbitos, es decir, cine, música, artes plásticas. Y por ello, la exposición tiene varias secciones.

- Para usted habrá sido un reto haber acogido la muestra de uno de los creadores más relevantes de la moda nacional.

Ha sido un reto del que hemos aprendido. Han sido seis años de largo trabajo con Antonio y con su hijo Iván. Ha habido que estudiar y profundizar la trayectoria de un diseñador que ha presentado colecciones durante 30 años en la pasarela Cibeles y que ha estado presente durante 40 años en la moda. Son obras extensas y en el caso de Antonio, muy libres. Es un hombre que no se quedó en un sitio sino que siguió evolucionando y buscando cosas nuevas con una visión vanguardista. Hemos rescatado hitos y señas de identidad de cada colección. En España hay una labor pendiente y es prestar atención a los diseñadores.

El alicantino Antonio Alvarado, Premio Nacional de Moda | Las Provincias

Antonio Alvarado.

- Su hijo Iván Alvarado también ha participado en este proyecto…

Iván es el origen del proyecto, es el legatario y de él son alrededor de 200 piezas que nos ha cedido. 

- Al igual que Agatha Ruiz de la Prada, Francis Montesinos, Sybilla o Manuel Piña, Antonio Alvarado fue uno de aquellos diseñadores que encumbraron la moda durante los ochenta.

Todos estos diseñadores aprovecharon el hecho de vivir un momento en el que la moda era muy importante. Desde el Ministerio de Industria llevaron a cabo, con una mentalidad muy industrial, la promoción de la moda española. Es verdad que España llega un poco tarde, pero llegó. Esto inyecta mucho entusiasmo. Además, nacen las pasarelas de Cibeles y Gaudí.

La moda queda expuesta y, por otro lado, fue Antonio quien en una entrevista en 1987 denunció que en la moda “faltaba el lanzamiento de nombres propios”. En España se dejó de lado a los creadores y hace falta una continuidad ya que muchos de los diseñadores que llegaron a lo más alto en los ochenta, en los noventa fueron protagonistas de historias frustradas. Antonio era muy libre, al igual que el contexto de la época, y, en su caso, regresa a Cibeles tras una época de exilio. Desarrolla sus ideas, que son muy experimentales, sin aferrarse a sus éxitos. Maneja a la perfección técnica y la fantasía. 

- Entre algunas de las personalidades a las que el diseñador tuvo la oportunidad de vestir figuran el grupo musical Mecano, Alaska, Tino Casal o Luz Casal.

Del entorno madrileño, casi todos pasan por Antonio Alvarado. Mecano compra ropa suya en la boutique de Madrid. Desde ese momento, su manager Capi le encarga que les vista a medida. Desde 1983 hasta principios de la década de los noventa Alaska, Jaime Urrutia, Rocío Dúrcal, Luz Casal e incluso Europe cuando venía a Madrid pasan por la tienda de Alvarado. 

Él tenía mucha versatilidad. Tino Casal le pedía que le hiciera la parte más técnica de sus estilismos porque a él le gustaba mucho coser. Las levitas espectaculares se las hizo Antonio aunque luego Tino las tuneaba. Con Fabio McNamara también tuvo vínculo y vestía de Alvarado.

La marca España se resiste a las fronteras | Aniversario EL PAÍS

Antonio Alvarado junto a Alaska o Tino Casal.

- A lo largo de la visita, los asistentes tendrán la oportunidad de ver algunas de las piezas icónicas del diseñador, como la camisa estampada que Pepe Patatín regala a Antonio Banderas en la 'Ley del deseo'.

Ellos se conocen en Rockola a principios de la década de los ochenta. Por aquel entonces, Antonio ya vestía a McNamara y, a través de la periodista Paloma Chamorro, llega hasta el corto 'Amores Prohibidos' de Almodóvar y a partir de ahí, él no actúa como diseñador de vestuario porque Jose María de Cossío ocupaba ese cargo. De Cossío cuenta mucho con Alvarado, es más, llega a coser el mítico traje de Chanel que lleva Julieta Serrano

Antonio trabaja mucho para las películas de Almodóvar y, de hecho, nos ha cedido muchas cosas. Durante la gira de promoción de 'Mujeres al borde de un ataque de nervios', todos visten de Alvarado. Desde 1985 hasta 1990, está muy presente en los estilismos de las películas de Pedro Almodóvar. El vínculo era fuerte y Antonio llega a titular a una de sus colecciones Tacón Amargo, que iba a ser una película de Pedro. La relación es una de muchas en las que estaban presentes las retroalimentaciones creativas. 

Antonio Alvarado: arranca la exposición del diseñador de cabecera de  Alaska, Almodóvar o Tino Casal | Telva.com

Fotograma de 'Mujeres al borde de un ataque de nervios'.

- ¿Usted piensa que volverá a la moda?

No. A las pasarelas no, es un mundo muy difícil. Él se fue dos veces y ya no quiere volver. Pasó muchas crisis. Para él, la droga más dura es la moda. Ya no cose nada ni tiene ninguna pulsión por diseñar ropa. Diseña cosas domésticas, cose cojines y ahora está a la artesanía. También diseña baldosas hidráulicas para la empresa de su hijo Iván y eso es todo lo que diseña. Son muchos años juntos y aunque ya se lo propuse, no quiere volver. 

COMPARTIR: