22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El cineasta plantea su película desde el ángulo policiaco: "Queremos un público que piense, que tenga las miras abiertas y saque sus conclusiones"

Marc Romero, director de '75 días': "La investigación del caso Alcàsser tiene lagunas"

Cartel de '75 días'.
Cartel de '75 días'. / La película, dirigida por Marc Romero, cuenta el 'caso Alcàsser'.
Marc Romero presenta, el próximo 22 de abril, su película '75 días'. El filme trata sobre el 'caso Alcàsser', uno de los más mediáticos de la historia reciente de España. Después de más de diez años de investigación, el director promete una película libre de sensacionalismo. En una conversación con 'Elcierredigital.com' ha explicado las claves de su investigación y su película, que, dice, amplía la información que todo el mundo conoce sobre el crimen que conmovió a España.

‘75 días’ es una película que explica las entrañas del controvertido crimen de Alcàsser, uno de los sucesos más mediáticos de la historia reciente de España. Tras varios intentos, finalmente se estrenará el próximo 22 de abril en los cines de todo el país. En Elcierredigital.com, hablamos con su director, Marc Romero (Badajoz, 1977), que explica las claves de la película y de su investigación previa.

- La película es el resultado de más de diez años de trabajo e investigación por su parte. Debería haberse estrenado en 2020, pero finalmente se estrena el próximo 22 de abril en cines. 

- ¡Por fin, por fin! La película lleva dando coletazos por el tema de la pandemia y demás… pues los dos años de pandemia. Es decir, que no hemos podido estrenar, no porque alguien lo haya impedido como algunos dicen, sino porque realmente no se ha podido. Hemos estado cada uno encerrado en nuestras casas, y si no puedes salir, no puedes estrenar. Los distribuidores y los productores tampoco querían, no les merecía la pena, pero ahora ya es el momento.

Para usted, el crimen de Alcàsser es un caso muy personal, con el que se has volcado de pleno, ¿verdad?

- Se ha convertido en una película muy personal porque mi hermano era criminólogo, era psicólogo forense, y él escribió un tratado de psicopatología criminal, el más importante de Europa, por no decir del mundo, y él me acercó el caso. A mí nunca me habían interesado los crímenes más allá de lo que sale en tele, pero el caso Alcàsser sí, porque lo viví cuando era pequeño.

Cartel de '75 días', dirigida por Marc Romero.

Cuando sucedió el caso, tenía una edad similar a la de las chicas, ¿cómo vivió el crimen?

- Cuando ocurrió, en los años 90, lo vivimos todo con cierta locura. Nuestros padres no nos dejaban salir de casa, y aunque ocurrió en Valencia, se extendió por toda España. Como no había móviles, no podíamos estar en continuo contacto, es decir, a una hora te iban a buscar y te recogían en la puerta de donde ibas a estar. El haber vivido aquello desde mi adolescencia y que mi hermano se dedicase a esa profesión tan dura, me introdujo en esto. Además, cuando él falleció, yo me vi con la necesidad de hacerle un homenaje desde mi ámbito, que es el cine. Pero, sinceramente, yo hubiera hecho una comedia y me hubiera quedado más tranquilo.

¿Cómo ha sido para usted el rodaje de la película?

- La verdad es que el rodaje ha sido más o menos tranquilo, aunque a veces, por el guion, manejaba situaciones que tocan mucho la fibra. Tuvimos que reconstruir los noventa prácticamente desde cero, porque no existe nada de aquella época. Creo que aquello nos hizo ver desde fuera el comportamiento de mucha gente, cómo muchos fueron capaces de aprovecharse del dolor de otra persona… Eso te permite cuestionar todo lo mal que se hicieron muchas cosas, incluso sentencias que ahora mismo no quedan claras.

La versión oficial del crimen es muy conocida, pero, ¿qué cuenta exactamente la película?

- Precisamente eso, las lagunas y las partes que no se pueden explicar del caso Alcàsser. Ocurre una cosa, por ejemplo, con las autopsias, y es que hay dos equipos de forenses acreditados y se produce un enfrentamiento entre ellos. Era evidente que aquello iba a salir mal, porque no había un trabajo en equipo. ¡Imagínate! La parte más importante, donde puedes hallar cualquier indicio o rastro biológico. Parece una guerra de egos, y dejó claro que en este caso el ego y la popularidad de la gente iba a estar por encima de cualquier cosa, y eso creo que se muestra en la película.

¿Cree que los cuerpos de seguridad investigaron todo lo posible?

- Todo comenzó a hacerse mal. El primero que estuvo allí fue un periodista, que fue quien subió a La Romana a documentarlo todo con su cámara de fotos y varios carretes, pero la Guardia Civil, cuando fue allí, solo llevaba un carrete de fotos. Aquella escena está indocumentada. Es imposible analizarla gráficamente porque no existe. ¿A quién se le ocurre ir a por un cadáver y llevar solo un carrete? Todo se hizo mal, por eso el padre de una de las niñas se dedicó a investigarlo todo. Podemos debatir sobre las cosas que hizo mal, pero otras, desde su punto de vista, se tenían que hacer. Es cierto que hizo cosas que entorpecieron la investigación del caso, pero la investigación del caso ya estaba mal hecha, la culpa no fue suya.

Fotograma de la película '75 días'.

Además, se generó un momento de miedo y paranoia increíble. ¿Cree que había algún tipo de interés en que no se acabara de descubrir la verdad?

- Creo que al final todo se manipuló tanto, por una parte y por otra, que al final la verdad estaba muy lejos. Con esto me refiero a que no creo que hubiera intereses políticos, pero el caso fue tan importante para la sociedad española que, al generar las mayores audiencias de la historia, los políticos se preocuparon por el tema, pero ellos no se preocupan por eso, sino por su asiento. El caso Alcàsser siempre se ha utilizado para beneficio de muchos, y en este caso fue político.

Dice que ha querido alejarse del sensacionalismo sangriento y el melodrama. ¿Cree que el morbo con el que se ha podido tratar el ‘caso Alcàsser’ puede echar para atrás a la hora de ver ‘75 días’?

- Yo creo que no, porque he dejado muy claro en todas las entrevistas que a mí no me interesa hacer una película sobre las niñas. Esta película no se llama “el crimen de las niñas de Alcàsser”, esta película se llama ‘75 días’, y no va de las niñas de Alcàsser, va sobre una investigación, sobre un grupo de policías. Evidentemente se ve a los padres, y las niñas salen como unos cinco minutos en pantalla, porque hay que contextualizar el momento, la situación, pero no es una película sangrienta, no se ve absolutamente nada escabroso que el público no pueda ver. Quien vaya a verla se va a sorprender porque va a ver una película policiaca, de suspense. Si te olvidas de que vas a ver una película sobre el caso Alcàsser, es una de esas películas que te intriga. Para mí era mucho más importante mostrar las cosas con las que no estoy de acuerdo, la película explora mucho el ‘sumario B’, al que nunca se ha tenido acceso y que dista mucho de la realidad.

- Los cuerpos de seguridad del Estado de aquella época no quedan muy bien parados. ¿Han colaborado para la investigación previa a la película?

- Nosotros hemos hablado con todo el mundo relacionado con el caso. Amigos de las niñas, familiares, guardiaciviles… Es una película en la que colabora la Dirección General de la Guardia Civil y la Policía Nacional, con lo cual hemos tenido acceso a todos los documentos, atestados, etc.

- ¿Cómo cree que va a recibir el público español ‘75 días’?

- En la película no se da nada por hecho. Se tiene que trabajar, queremos un público que piense, que tenga las miras abiertas y saque sus conclusiones. El cine es eso: te plantea las opciones y tú resuelves, como cuando vas a ver una película de una novela de Agatha Christie. Creo que es lo llamativo de esta película, que amplía la información que se ha tenido, que la gente va a enterarse de cosas que no se sabían. Además, el final de la película es algo que el público no se espera.

- Nos veremos en los cines para saberlo, entonces.

- Por supuesto, a partir del 22 de abril, pero le pediría al público que fuera con la mente limpia, no contaminada por lo que llevamos escuchando 30 años.

COMPARTIR: