15 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"La Pasión Mística, espiritualidad y sensualidad" publicada en México en 1998 sale a la luz ahora tras eliminarse por "poder ser malinterpretada"

Vuelve al foco el Cardenal Víctor Manuel Fernández de la Doctrina de la Fe por su obra 'erótica'

El cardenal Víctor Manuel Fernández durante una intervención.
El cardenal Víctor Manuel Fernández durante una intervención. / Foto: X (Twitter) @Tuchofernandez
Recientemente varias webs argentinas han publicado una obra escrita en 1998 por el cardenal Víctor Manuel Fernández, actual prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe. La obra se titula "La Pasión Mística, espiritualidad y sensualidad" y ha sido criticada por contener supuestas descripciones explícitas que pueden dañar la espiritualidad. El autor ha declarado que se trata de una obra de juventud que estaba destinada a matrimonios jóvenes y que en la actualidad no la escribiría.

Recientemente, varias webs argentinas, italianas y de habla inglesa han hecho público un libro escrito por el cardenal Víctor Manuel Fernández. La obra se titula La Pasión Mística, espiritualidad y sensualidad, y fue publicada en México en 1998. Sin embargo, pronto se retiró del  mercado editorial quedando en el olvido. Ahora, la obra ha sido foco de polémicas por un supuesto contenido impropio para la espiritualidad.

Este libro tampoco aparecía en el listado de obras que difundió la Oficina de Prensa del Vaticano el 1 de julio de 2023, cuando se oficializó su nombramiento como nuevo prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe. El más conocido como cardenal “Tucho” Fernández, escribió la obra cuando acompañaba pastoralmente como sacerdote a matrimonios jóvenes, como ha publicado el medio Infovaticana el pasado 9 de enero, se trata de “un libro de juventud que ciertamente ahora no escribiría”.

El contenido de la obra ha suscitado un debate al contener descripciones que algunos califican de “pornográficas” o dañinas para personas con sensibilidad espiritual. Es por ello que varios medios religiosos, tanto españoles como internacionales, han calificado lo ocurrido como un “escándalo” y el libro se ha propagado rápidamente a través de Internet.

Como ya sucedió con la obra del mismo autor Sáname con tu boca. El arte de besar, publicado en 1995, las actuales críticas al cardenal contrastan con algunas opiniones en las que se defiende la obra por realizar una “concreción de la teología del cuerpo”, sin ninguna finalidad más allá, como señalan algunas publicaciones religiosas españolas.

Contenido detallado sobre el orgasmo

Uno de los elementos que ha despertado mayor controversia en la obra es un capítulo dedicado al orgasmo masculino y femenino, calificado por algunos como demasiado explícito. Por ejemplo, en el capítulo 7, el autor lleva a cabo una descripción precisa y anatómica de la mecánica del placer sexual.

“(La mujer) disfruta más con las caricias y los besos, y necesita que el varón juegue un poco antes de penetrarla. Pero a él, en pocas palabras, le interesa más la vagina que el clítoris”, escribía el cardenal Víctor Manuel Fernández. Así mismo, también incluye relatos gráficos sobre la anatomía sexual masculina y femenina, y algunos comentarios sobre el deseo sexual y la satisfacción.

En la primera parte de la obra, el autor escribe relatos de experiencias íntimas o sensuales de santos y místicos. En concreto, destaca un encuentro con Jesús: “Acaricio tus manos, Señor, entrelazo tus dedos con los míos, siento el calor y la delicadeza de tu piel. Acaricio la yema de tus dedos, mientras contemplo esa herida santísima que conservas en la palma de la mano. Beso esa herida, Señor, y así te amo”.

La narración continúa así: “Me pareció oír tu invitación que aparece en la Biblia: ‘Bésame con los besos de tu boca’. Pero sólo ahora me atrevo a obedecerte, y en este delicado beso no eres tú el que recibe algo; es mi pequeña humanidad que recibe todo, todo de ti”.

Fw0pz18aAAAFwc2

Miradas de Jesús: Mi vida a la luz de sus ojos, de Víctor Manuel Fernández / Foto: X (Twitter) @Tuchofernandez

El prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe ha manifestado, como expone Infovaticana, que posteriormente escribió otras obras más relevantes: “Mucho después de ese libro hice otros mucho más serios como La fuerza sanadora de la mística y La fuerza transformadora de la mística”.

El autor añade que pronto descartó la obra: “A aquel libro le di de baja al poco tiempo de haber salido y nunca permití su reimpresión”. Así mismo, ofrece una explicación a su polémico contenido: “Tuvo su sentido en un momento de diálogo con matrimonios jóvenes que querían comprender mejor el sentido espiritual de sus relaciones, pero al poco tiempo pensé que podía ser malinterpretado”.

Por lo tanto, indica que las descripciones que incluye de índole sexual están orientadas para matrimonios. También afirma que no es una obra que deba continuar circulando: “No creo que sea una buena cosa que ahora se le dé difusión” y aclara que él no ha autorizado su difusión y que es contrario a su voluntad que se propague.

Nombrado prefecto del Dicasterio

El pasado 1 de julio, la Oficina de Prensa de la Santa Sede publicaba que el Santo Padre nombraba a Monseñor Víctor Manuel Fernández, hasta aquel momento arzobispo de La Plata (Argentina), como prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe y Presidente de la Pontificia Comisión Bíblica y de la Comisión Teológica Internacional.

Víctor Manuel Fernández, conocido como "Tucho" Fernández, nació el 18 de julio de 1962 en Alcira Gigena, Provincia de Córdoba (Argentina). Fue ordenado sacerdote el 15 de agosto de 1986 para la diócesis de Villa de la Concepción del Río Cuarto (Argentina) y obtuvo la licenciatura en Teología, con especialidad bíblica, en la Pontificia Universidad Gregoriana (Roma).

Más adelante, también consiguió el doctorado en Teología en la Facultad de Teología de Buenos Aires y en junio de 2018 asumió el cargo de arzobispo de La Plata. Fue también miembro del Consejo Pontificio para la Cultura y consultor de la Congregación para la Educación Católica. 

El autor cuenta con más de 300 publicaciones, entre libros y artículos científicos, muchas de las cuales han sido traducidas a diferentes idiomas. Así mismo, tiene un perfil de X (anteriormente conocido como Twitter) con más de 8.000 seguidores, donde recomienda artículos, explica información y publica fotografías de algunas de sus conversaciones y encuentros con otros religiosos.

COMPARTIR: