28 de enero de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Alberto García Cebrián explica qué posibilidades tienen los otros hijos del periodista de enfrentarse en los tribunales al hijo de Ivonne Reyes

Cómo puede impedir Pepe Navarro que Alejandro Reyes adquiera parte de su herencia

Pepe Navarro.
Pepe Navarro.
Pepe Navarro quiere que Alejandro Reyes, hijo reconocido suyo por la justicia, se someta a las pruebas de ADN, pero la justicia en España no está de su parte. La sentencia del Tribunal Supremo es firme y, a efectos legales, el periodista es el padre del modelo, hijo a su vez de la actriz Ivonne Reyes. Sin embargo, ¿existe la posibilidad de que los otros hijos del presentador impidan que Alejandro acceda a la herencia del padre? Alberto García Cebrián lo explica para 'Elcierredigital.com'.

Según ha manifestado Pepe Navarro: “El día que yo falte, mi herencia, mucha o poca, se repartirá entre mis hijos, y ese día Alejandro tendrá que hacerse las pruebas de ADN, le recomiendo que se las haga ya para evitar el ridículo en el futuro. Yo me iré de este mundo y mis hijos pedirán a Alejandro que se someta a esas pruebas.”

La realidad, como es bien sabido, es que la Audiencia Provincial de Madrid el 2 de febrero de 2012 dictaminó la paternidad de Pepe Navarro después de haberse negado a realizar la prueba biológica de paternidad respecto de Alejandro Reyes, siendo una sentencia firme con los efectos de cosa juzgada.

Los cuatro hijos reconocidos de Pepe Navarro: Andrea, Marlo, Layla y Darco actualmente concurren con Alejandro Reyes respecto de su futura herencia. Según la Ley, al haber declarado judicialmente la paternidad respecto de Alejandro Reyes, existen cinco hijos que tendrían derecho a la herencia de Pepe Navarro, de manera que Alejandro tendría derecho, al menos, a la parte correspondiente de herencia legítima, esto es, a una quinta parte del tercio de legitima estricta de la herencia, o lo que es lo mismo, una quinceava parte de su herencia, lo que dado el patrimonio de Pepe Navarro podría tratarse de al menos un millón de euros.

Al ser firme la sentencia que ha declarado la paternidad, no cabe la posibilidad de que Pepe Navarro realice una nueva petición judicial o impugne la paternidad ya declarada.

Alejandro Reyes. 

En cambio, se plantea la posibilidad de qué ocurrirá en el momento en el que Pepe Navarro fallezca y sus herederos se dispongan a repartir su herencia. Pues bien, es cierto que, en ese momento, en el pleito que podría originarse en torno a los derechos hereditarios, los cuatro hijos pudieran solicitar como prueba anticipada que Alejandro Reyes se sometiera a una prueba biológica de ADN.

Si el Juzgado admite dicha prueba, lo que es perfectamente posible, se girarían las tornas y sería Alejandro el que se podría enfrentarse a una similar disyuntiva a la que atravesó en su día Pepe Navarro. En dicho momento, hipotéticamente, Alejandro podría optar por someterse voluntariamente a la prueba biológica, de manera que todo dependiera del resultado de esta, o en el caso de que se negara, podría exponerse a perder sus derechos sucesorios.

Hay que tener en cuenta la preterición. ¿Qué es?

La preterición es un término utilizado para referirse a los casos en los que en un testamento se omite asignación de bienes para un heredero forzoso, como en este caso previsiblemente ocurrirá con Alejandro Reyes.

Al no existir una relación cordial entre Pepe Navarro y Alejandro Reyes, es probable que a pesar de que según la Ley Pepe Navarro tiene cinco hijos, en su testamento repartiera sus bienes sin incluir a Alejandro.

En esta situación, Alejandro tendría derecho a instar una preterición para reclamar sus derechos hereditarios, pues le son legítimos, en el contexto de un pleito de repartición de herencia en el que los cuatro hijos reconocidos de Pepe Navarro podrían solicitar que Alejandro se sometiera a la prueba biológica, que en su caso sería determinante.

Ivonne Reyes.

Existe la posibilidad de que Pepe Navarro depositara una prueba biológica de ADN en un laboratorio y que la autenticidad de dicha muestra fuera protocolizada ante notario, lo que podría facilitar que el día de mañana, si fuera necesario a pesar de haber fallecido el presentador, se pudiera realizar una prueba biológica directa respecto de Alejandro Reyes. A pesar de ello, también es posible solicitar la realización de la prueba biológica entre los hermanos reconocidos de Pepe Navarro y el hijo declarado jurídicamente, Alejandro Reyes.

¿Por qué los hijos sí pero Pepe Navarro no?

Precisamente por ser cosa juzgada la paternidad entre Pepe Navarro y Alejandro Reyes. En cambio, los cuatro hijos reconocidos de Pepe Navarro podrían solicitar la prueba biológica como hecho controvertido en un pleito nuevo e independiente, en defensa de sus legítimos derechos hereditarios.

A pesar de existir esta vía legal, no es algo sencillo ni exento de dificultades, aunque evidentemente podría suponer un giro de 180 grados en el asunto a pesar de ser posterior a su fallecimiento.

¿Pepe podría excluir a Alejandro de su herencia?

Es posible que Pepe Navarro fuera donando intencionadamente a sus cuatro hijos reconocidos su patrimonio, de manera que en el momento de su fallecimiento no existiera un patrimonio coetáneo al que concurran los herederos y, por tanto, Alejandro en ese momento se encontrará con un derecho vacío, pues aunque tiene derecho a una quinceava parte de la herencia, no existirían bienes en la misma.

¿Sería legal que Pepe Navarro hiciera esto? Sí, pero Alejandro Reyes tendría derecho a instar proceso judicial solicitando que dichas donaciones se declararan inoficiosas.

Alberto García Cebrián. 

En este caso, si Pepe Navarro hubiera hecho donaciones que perjudicasen la legítima de Alejandro Reyes, este podrá acudir a un proceso para la reducción de esas disposiciones por inoficiosas, nuevamente a través de un pleito.

Conclusiones

La conclusión es que la situación de Pepe Navarro en relación con su herencia postra a un juicio entre los cuatro hijos reconocidos y el hijo declarado judicialmente, Alejandro, que según la Ley tiene las mismas expectativas de derechos sucesorios.

La paternidad es una cuestión esencial de toda persona, tanto desde el punto de vista de un hijo como desde el punto de vista de un padre y madre. El hecho de que sean los hijos reconocidos y el hijo declarado judicialmente los que puedan tener que enfrentarse a un pleito por dicha cuestión, cuando evidentemente ninguno de ellos es causante ni verdaderamente conocedor de la realidad, es desde mi punto de vista moralmente injusto.

Es perfectamente razonable el actual argumento de Pepe Navarro, que al parecer querría realizar una prueba biológica de ADN para salir de dudas con relación a la controversia de la paternidad. Pero también es coherente el argumento que podría sostener Alejandro Reyes de que al igual que en su momento Pepe Navarro optó por no someterse a la prueba biológica, él no tiene necesidad de someterse a la misma, más si cabe al estar la paternidad legalmente declarada.

Se trata de dos posturas enfrentadas en la que, por un lado, la madre de Alejandro afirma que el padre biológico es Pepe Navarro. Por otro, este lo niega categóricamente.

Eva Zaldívar, exmujer de Pepe Navarro. 

Lo coherente sería que ambas partes hubieran estado, tanto en su día como ahora, de acuerdo en someterse voluntariamente a las pruebas biológicas de ADN. Lo que desde mi punto de vista no es justo es pretender imputar a Alejandro la responsabilidad de negarse a la misma, sobre todo al ser justamente lo que hizo Pepe Navarro en su momento.

Existen muchos intereses contrapuestos al respecto, derechos y obligaciones familiares, pero por encima de todo la certidumbre de conocer la verdad. Además, una vez que se conociera si verdaderamente existe relación de paternidad y filiación entre ambos, podrían adecuar su relación personal a la misma, pues lo que está claro es que ni los hijos reconocidos de Pepe Navarro ni Alejandro Reyes tienen responsabilidad alguna en dicha cuestión, pero es previsible que en el futuro tengan que enfrentarse a un pleito que se podría evitar.

COMPARTIR: