29 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La plataforma ha levantado polémica al anunciar que prepara una serie con testimonios inéditos sobre lo ocurrido al marido de Raquel Sánchez Silva

Caso Mario Biondo: Netflix desentierra la misteriosa muerte del cámara, un suceso cerrado en España

Mario Biondo
Mario Biondo
Cuando están a punto de cumplirse diez años de la muerte de Mario Biondo, el 30 de mayo de 2013, Netflix ha anunciado que prepara una serie documental sobre el polémico caso, que generó tanta controversia en nuestro en país, y que ahora también afecta al proyecto por la desconfianza de la familia de la víctima. La docuserie contará con testimonios inéditos tanto de los padres de Biondo como del que fuera mánager y amigo de Raquel Sánchez Silva en el momento del suceso, Guillermo Gómez.

Casi 10 años después de la extraña muerte de Mario Biondo —el 30 de mayo de 2013—-, Netflix prepara una serie sobre el polémico caso que contará con testimonios inéditos. 

Mario Biondo, cámara de televisión y nombre conocido, sobre todo, por ser el marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva, moría en extrañas circunstancias aquel 30 de mayo. 

Gran controversia en el caso

Desde que el cámara muriera en extrañas circunstancias, el caso Biondo se convirtió en uno de los más conocidos por la crónica negra nacional, generando polémica. Ahora, a punto de cumplirse una década de su fallecimiento, y sin estar esclarecida su muerte, Netflix  prepara una serie documental que cuenta lo que sucedió aquel fatídico día.

Según la plataforma, el documental cuenta con testimonios inéditos, como el de Guillermo Gómez, representante de Raquel Sánchez Silva durante muchos años, que además es uno de los productores ejecutivos del documental.

Familiares de Mario Biondo, entre los que se encuentra Raquel Sánchez Silva, su pareja.

Sin embargo, este anuncio ha levantado suspicacias entre los familiares de la víctima, ya que la participación de Gómez no se limita a su testimonio, sino que ejercerá como productor de la serie. Un dato que no se habría comunicado a la familia de Biondo, según ha contado la madre de la víctima, Santina Biondo a La Vanguardia.

Posibles consecuencias para Netflix

Ahora, la familia ha contratado los servicios de un despacho de abogados para proteger sus intereses y ha advertido a la plataforma de las posibles consecuencias de la realización de esta serie documental, según ha informado La Vanguardia.

Mario Biondo.

Además de ocultar la participación de Gómez como productor de la serie a la familia de la víctima, tampoco habrían sido informados de algunos testimonios, como el del perito judicial y agente de los Mossos d'Esquadra Óscar Tarruella y los de otros dos periodistas italianos, que también consideran que se les ocultó que Gómez formaba parte del proyecto. Un dato que habría hecho que rechazaran participar en la serie.

La docuserie tiene como directora a María Pulido. José Ortiz ha dirigido la investigación de Andrés Torres, Paula de Soto y Luz Mora. Por su parte, el guion es de David Zurdo y Beatriz Iznaola.

Una década de su muerte

Prácticamente diez años después de la muerte de Mario Biondo —el 30 de mayo de 2013— el caso sigue dando de qué hablar. Y es que la familia del cámara que fue marido de la presentadora Raquel Sánchez Silva sigue creyendo que la muerte, que en primer lugar se calificó como un suicidio es, en realidad, un "asesinato"

Mario Biondo y Santina, su madre.

La justicia italiana les dio la razón, afirmando que “aunque no se ha podido demostrar, hay indicios y pruebas suficientes para determinar que se trata de un asesinato a manos desconocidas”.

Una historia de amor y un crimen

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo se conocieron cuando ella trabajaba como presentadora y él como cámara en el programa Supervivientes en el año 2011. Ambos estaban en Honduras donde se grababa la edición del programa y su relación fue muy rápida. Se casaron en Taormina (Sicilia), la patria chica de Biondo en junio de 2012.

Sin embargo, la historia de amor fulgurante terminó tan rápido como empezó y, por si fuera poco, de manera trágica. El 30 de mayo de 2013, el italiano era hallado sin vida en el domicilio conyugal por la asistenta. El cuerpo, vestido con pijama, aparecía colgado de una estantería con un pañuelo rodeando su cuello y los pies apoyados en el suelo. La Justicia española decidió dar por cerrado el caso asegurando que el final de Biondo fue un suicidio.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo.

El caso se archivó en España cuando habían transcurrido 20 días desde su muerte. Una fuente consultada por elcierredigital.com insistió en que "la muerte judicial en nuestro país debe ser siempre investigada. Sorprende que con tan poco tiempo se archivara en un caso de semejante relevancia, nunca había sucedido algo así".

Incongruencias en la investigación de la muerte de Mario Biondo

Para el periodista italiano Ercole Rocchetti —uno de los primeros en cubrir el caso de la muerte de Mario Biondo— hubo varias incongruencias en el caso: "No se sabe a qué hora murió, pero a las doce de la noche él estaba chateando con sus hermanos y de repente no contestó más. Una vecina del piso de Raquel Sánchez y Mario declaró que a las 00:30 horas escuchó como lamentos o gemidos sexuales y pensó que él estaba masturbándose, pero eso no puede ser cierto, porque le encontraron con el pijama, totalmente vestido”. Según expresó Rocchetti en declaraciones a elcierredigital.com, "el fiscal en su momento le preguntó a la vecina si podían ser gemidos de alguien a quien estaban matando y ella dijo: 'Bueno, sí, puede ser'".

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo el día de su boda.

El periodista también destacó: "Si Mario murió a las 00:30 horas de la noche, ¿por qué su teléfono y ordenador siguieron operativos hasta las cinco de la madrugada?". Otra de las pruebas que hacen pensar a Rocchetti que Mario Biondo no se suicidó es que, después de su muerte, "alguien pagó tres cocktails en un prostíbulo —algo que no era normal en él— con la tarjeta de Mario, que estaba asociada a la cuenta que compartía con su mujer, Raquel Sánchez Silva".

Otro de los detalles que no encaja en este caso, es que, según relataba Rocchetti, "la Policía dijo que encontraron el cuerpo a las cinco de la tarde. Hay testigos que dicen que por la mañana ya habían visto la ambulancia delante de la casa. Las horas no concuerdan con las que dieron en declaración la empleada del hogar y la mujer de Mario". 

COMPARTIR: