20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El joven pacense de 19 años vuelve a Madrid con fuerza en su Feria de Otoño tras la grave cogida que sufrió en Vistalegre en mayo de 2021

El novillero Manuel Perera vuelve a triunfar tras su cornada: "Tengo un futuro muy bonito por delante"

El novillero Manuel Perera.
El novillero Manuel Perera.
El joven novillero, Manuel Perera, logró recuperarse en tiempo récord de una grave cogida que tuvo lugar en la plaza de toros de Vistalegre el pasado mes de mayo. Pese a que todavía puede notar algunas de las secuelas que este percance le dejó en el abdomen, Perera ha contado a Elcierredigital.com que sus sensaciones son muy buenas y que espera dar la cara en sus próximas actuaciones.

Hace poco más de dos meses, el joven novillero de origen pacense, Manuel Perera, sufrió una cogida que puso en grave riesgo su vida y su futuro en el mundo del toreo. Este hecho tuvo lugar durante la Feria de Mayo en la madrileña plaza de Vistalegre, cuando Manuel se disponía a entrar a matar al tercer novillo de la tarde, el animal le propinó una cornada en el vientre con dos trayectorias de 30 y 40 centímetros que le desgarró la pared abdominal y que penetró en la cavidad peritoneal, lugar en el que se encuentran los intestinos, el estómago y el hígado.

Pese a la gravedad de la situación, la rápida actuación de los médicos que le operaron en la enfermería de la plaza y su posterior traslado al Hospital Nuestra Señora del Rosario permitieron descartar que la vida del joven novillero de 19 años corriera peligro, aunque el pronóstico seguía siendo muy grave.

Manuel Perera durante las curas de su herida.

Una semana después del grave accidente, Manuel Perera recibió el alta hospitalaria, aunque, debido a las profundas heridas que había sufrido, los doctores le recomendaron que llevara un régimen de vida progresivamente normal, un hecho que causó que los amantes del mundo del toro no esperaran su vuelta al ruedo hasta unos meses más tarde, pero, su duro trabajo y su ilusión por continuar disfrutando de su pasión, provocaron que, tan solo 25 días después del grave accidente, Perera volviera a formar parte de un espectáculo taurino.

Con motivo de este increíble suceso y del gran futuro que se encuentra en su horizonte, el joven novillero ha realizado unas declaraciones a Elcierredigital.com en las que se ha mostrado “muy contento e ilusionado”. En cuanto a la rápida recuperación de su lesión, Perera ha afirmado que volvió con “sensaciones muy buenas”, aunque, lógicamente, todavía podía notar algunas secuelas de su grave herida. “Todavía siento que hay algo raro ahí”, afirma Manuel, “por lo que sigo realizando mucho trabajo con el fisio para recuperar completamente el abdomen”.

El momento en el que volvió a pisar una plaza de toros fue muy emocionante para Manuel. “Pensé en todos los momentos que pasé para estar ahí, ya que me han hecho más fuerte, también pensé en mi familia, en mi abuelo, que, desgraciadamente, ya no está con nosotros y en toda la gente que había estado apoyándome siempre”.

Manuel Perera junto a Padilla.

El futuro que este joven novillero tiene por delante es muy ilusionante, y él es consciente de ello, ya que ha explicado que “vienen muchas cosas bonitas”, pero, continuará trabajando como lo ha hecho hasta ahora, ya que siente la obligación de “dar la cara” para no fallar ni traicionar la confianza de la gente, en especial la del “maestro Padilla”, ya que, el aclamado ex torero originario de Jerez de la Frontera es su apoderado y es una pieza fundamental en el desarrollo de Perera en este noble arte.

El caso de Manuel Perera es un claro ejemplo del sacrificio y del esfuerzo que este tipo de personas realizan para lograr cumplir su sueño y poder vivir de su mayor pasión, aunque esta suponga un grave peligro para su integridad.

COMPARTIR: